Archivos para enero, 2010

Cosas de hembras; cosas de Waters

Publicado: 27 enero 2010 de trasho80 en Cine
Etiquetas:, ,

Dos años después de sorprender a medio mundo con “Pink Flamingos”, John Waters se volvió a embarcar en otro proyecto que si no igual de repugnante y explícito, sí que tenía en común con la anterior su característico humor zafio y ácido.

“Cosas de hembras” narra la historia de Dawn Davenport (interpretada por Divine) que huye de su casa el día de navidad porque sus padres no le regalan los zapatos que ella quería. Tras acostarse con el primer autoestopista que la recoge (también interpretado por Divine) Dawn se queda embarazada y comienza una carrera criminal en compañía de dos amigas. Dawn se casa con un peluquero sobrino de una vecina gorda y loca (genial Eddith Massey) aficionado a introducir herramientas de mecánica en sus actividades sexuales. Tras divorciarse de éste y conocer a una pareja dueña de un salón de belleza que la quiere lanzar como modelo fotográfico y de pasarelas la película continúa con un sinfín de giros de guión absurdos, extraños y desternillantes.

Asesinatos, desfiguraciones con ácido, amputación de una mano, genitales masculinos en primer plano, menciones sobre pederastia y asesinos en serie, maltrato a menores…

La película es un despliegue de todo lo que le apasiona a John Waters (en este caso le dedica la película a Charles Watson, otro de los asesinos miembros de la familia Manson).

Divertidísima, socarrona, gamberra y brutal, “Cosas de hembras” es de las mejores películas de Waters, con sketches y frases que por sí solas darían para escribir un libro.

Recientemente y por primera vez en nuestro país se ha editado esta película en un pack que incluye también “Pink Flamingos” a un precio mas que asequible.

Agregar a meneame

Anuncios

Russ Meyer, director de cine, guionista y fotógrafo pasará a la historia como el creador de la saga “Vixens”. Películas de temáticas absurdas donde lo importante eran los enormes pechos de las intérpretes femeninas.

En la Segunda Guerra Mundial participa como camarógrafo de la división del General Patton y una vez finalizada la guerra trabaja en el mundo del cine (incluso colabora en la película “Gigante” protagonizada por James Dean y Elizabeth Taylor).

Tras trabajar como fotógrafo en la revista “Playboy” comienza su fulgurante carrera en el cine por el que hoy es recordado mundialmente.

Director de veintinueve largometrajes, su saga “Vixens” y “Faster Pussycat! Kill Kill!” serían las películas clave de su filmografía.

Su primera parte “Vixen” rodada en el año 1968 nos cuenta la historia de Vixen Palmer, una jovencita de pechos turgentes y sexualidad desbordante que se acuesta con todo el que se le pone por delante mientras su marido Tom, trabaja todo el día ajeno a las actividades de su esposa.

Hasta el año 1975 no rodaría la segunda parte “Supervixens”, donde su protagonista Superángel es otra mujer de grandes pechos y ninfómana que es asesinada por el sheriff del pueblo que culpará al marido de ésta persiguiéndolo por todo el país.

Un año más tarde rueda “Up!” también conocida como “Megavixens”, cuya historia es la más disparatada, si cabe,  de toda la saga.

La película narra la historia de un doble de Hitler que vive oculto en un castillo donde sacia sus apetitos homosexuales en compañía de dos hermanas ninfómanas.

Se podría definir también como una película gore ya que hay litros y litros de sangre y asesinatos disparatados como un pez carnívoro en una bañera.

La última parte la rodaría en el año 1979 con el título de “Más allá del valle de las Ultravixens”, en la que Russ Meyer nos sorprendió con apariciones de mujeres de pechos mucho más grandes que las anteriores.

En esta película nos narra la historia de Lavonia, una mujer insatisfecha sexualmente ya que su marido no puede hacer el amor mirándola a la cara lo que la empujará a buscarse amantes mientras su marido tiene que enfrentarse a otras mujeres que quieren acostarse con él.

El cine de Russ Meyer no es pornográfico y me atrevería a decir que ni siquiera es erótico, es el cine que en su momento se definía como “nudie” esto es, películas con muchos desnudos, pero sin sexo explícito.

Con un trasfondo muy machista donde todas las mujeres buscan sexo y lo hacen con quien se les ponga por delante, Russ Meyer se ganó el odio de mucha gente, pero también muchísimos admiradores de sus películas donde la liberación sexual ficticia y exagerada de la mujer sirvió para influir en otros directores gamberros como John Waters, que se considera un fan de este director.

Hoy en día verdaderas joyas del cine underground, Russ Meyer se ha erigido con el paso de los años en un referente clave del cine más irreverente con una legión de admiradores que luchan porque su figura esté entre los grandes del séptimo arte.

El nombre de la rosa; miedo y medievo

Publicado: 25 enero 2010 de custer74 en Cine
Etiquetas:, , , , ,

Cuando en 1980 Umberto Eco publica “El nombre de la rosa”, no sólo estaba inmortalizándose en los anales de la literatura mundial, además había escrito un taquillazo fruto de su futura adaptación que llevó a cabo Jean Jacques Annaud seis años después.

La versión cinematográfica de “El nombre de la rosa” es posiblemente la mejor recreación histórica del medievo jamás realizada. Los primeros acordes de la banda sonora de James Horner tan sólo destapan el tarro de las esencias. En los créditos iniciales nos regala una fotografía distante, incolora, casi tétrica, digna de su director Tonino Delli Colli. Su ambiente claustrofóbico y desasosegante se apodera del espectador nada más entrar en la abadía con sus dos protagonistas;  Sean Connery (Guillermo de Baskerville) y un bisoño Christian Slater (Adso de Melk).

Allí nos encontramos una suerte de personajes oscuros, siniestros, deformes (con una lección magistral del camaleónico Ron Perlman) y que lejos de habitar en la virtud son movidos por pecaminosas y bajas pasiones. La sucesión de crímenes que se cometen en la abadía hacen que su abad confíe a Fray Guillermo su investigación, en la que el sagaz franciscano irá descubriendo que en la abadía nada es lo que parece y que todos ocultan oscuros secretos que con el paso del tiempo se han hecho casi perennes.

El fundamentalismo reinante, abanderado por un inconmensurable Feodor Chaliapin Jr. (Jorge de Burgos) inspirado físicamente en Jorge Luis Borges, obstaculiza todo lo que es saber, conocimiento y pensamiento. En medio de este clima de miedo e intrigas, se celebra en la abadía una reunión con enviados papales que discuten con los franciscanos la vida de pobreza que estos preconizan y que según ellos llevó Jesucristo y debía llevar la iglesia.

Nos encontramos en un momento en el que La Santa Inquisición persigue la herejía dentro incluso de las órdenes religiosas. Inquisidores como Bernardo Gui -personaje extraído de la realidad-, dominico  martillo de herejes, cuya crudeza impresionó e impresiona aún.
Con un presupuesto digno de Hollywood  “El nombre de la rosa” es sin duda una de las adaptaciones más acertadas jamás realizadas.

“Y lo que queda de una rosa es solo su nombre”.


Agregar a meneame

Re-Animator; gore y suero verde

Publicado: 24 enero 2010 de trasho80 en Cine
Etiquetas:, , , ,

Película gore que mezcla hábilmente el terror y la comedia. Un soplo de aire fresco del género que no se repetiría hasta su secuela “La novia de Re-Animator” (su tercera parte hay que obviarla visto el engendro cinematográfico que perpetró Brian Yuzna).

Basada en un relato de H. P. Lovecraft y dirigida por Stuart Gordon, Re-Animator nos cuenta la historia del doctor Herbert West que se traslada a la universidad de Miskatonic  para proseguir con su peculiar investigación, un suero que reanima a los muertos.

A partir de aquí se desencadena una orgía de sangre, descuartizamientos, decapitaciones y cuerpos reanimados con muy mal genio.

Su enorme éxito se debe además de lo citado anteriormente a su protagonista, el doctor West (Jeffrey Combs) que borda el papel de profesor chiflado con su rictus imperturbable y sus enormes gafas. Herbert West es tan inconfundible en el cine de terror como otros grandes: Jason, Michael Myers, etc.

Para cualquier aficionado a este tipo de cine, Re-Animator lo tiene todo: sangre a litros, psicópatas sin cabeza, desnudos femeninos, zombies agresivos e incluso una lucha entre el protagonista y un intestino reanimado.

Una joya del cine de terror, donde el asco y el humor se conjugan entre carne y sangre creando una película perfecta.

En el año 2007, Selecta Visión editó la película remasterizada en una estupenda edición de tres discos con más de siete horas de extras incluyendo escenas extendidas, escenas eliminadas, entrevistas, audiocomentarios y mucho mas.

Agregar a meneame


“El hombre que cayó a la Tierra”, película basada en la novela homónima de Walter Tevis es un título clave no sólo del cine de ciencia ficción sino del cine psicodélico de finales de los setenta.

David Bowie interpreta el papel del extraterrestre Thomas Jerome Newton que llega a nuestro planeta en busca de agua para su planeta moribundo. Para lograrlo se sirve de su avanzada ciencia y tecnología, totalmente novedosas para los humanos.

Peter O’Toole era la primera opción para encarnar el personaje que finalmente cayó en manos de David Bowie, que aún siendo su primer papel para la gran pantalla supo adaptarse a él con una gran brillantez. Su físico andrógino, ambiguo y casi humanoide funcionó para darle más verosimilitud a su personaje.

El film tiene una enorme carga dramática, el ser humano resulta ser el peor enemigo del extraterrestre, que se aprovechan de su ciencia, corrompiendo su naturaleza, alcoholizándolo y abandonándolo una vez exprimidas todas sus ideas.

Aunque Bowie reconoció que como espectador la película no le convencía demasiado, sí que reconoció haberse enamorado de su personaje y sentirse Thomas Newton mucho tiempo después de haber finalizado el rodaje.

Película de culto dirigida por el genial Nicolas Roeg que en su momento no tuvo demasiado éxito aunque con críticas muy positivas tanto para Roeg como para Bowie, “El hombre que cayó a la Tierra”, ha resultado ser una enorme influencia para el cine fantástico actual.

Agregar a meneame