Jesus Christus Erlöser; Kinski redentor

Publicado: 3 febrero 2010 de trasho80 en Cine
Etiquetas:, ,

Nadie como Klaus Kinski para levantar ampollas, nadie como él para hacer reaccionar al público de un modo brutal y violento. Y solo Kinski pudo pergeñar semejante hazaña como fue “Jesus Christus Erlöser”.

Un monólogo emocionante, cargado de interrogantes y respuestas ambiguas sobre el personaje de Jesucristo. Klaus Kinski nos juzga a nosotros, a la iglesia católica,a los sacerdotes…nadie escapa a sus críticas irascibles cargadas de su histrionismo único y su genial oratoria.

Es el comienzo de los años setenta, Kinski es un actor muy consolidado en su país natal (abandonaría el “Jesus Tour” tras aceptar la propuesta de Werner Herzog para rodar “Aguirre, la cólera de Dios”), no era un actor joven pero su público era de todas las edades. Todos querían vivir esa experiencia única, Kinski en las alturas, micrófono en mano, escupiendo sus frases y respondiendo con ira a los insultos del público allí presente.

Con total libertad dice todo lo que piensa, grita con fervor y pasión sus pensamientos más oscuros y perversos sin tener en cuenta o quizás sin importarle el impacto que causa al público que lo rodea y abuchea.

Las personas intentan llegar hasta él para hacerle callar u ofrecer sus puntos de vista, algunos suben pero son interrumpidos por el propio Kinski entre insultos y gritos, otros aprovechan sus ausencias para hablar a la multitud. Nadie en la historia ha logrado crear tal expectación, un nivel de comunicación donde realidad y ficción se mezclan hasta el punto de que el público se deja llevar por sus palabras confundiendo un brillante monólogo con una declaración de principios.

Klaus Kinski fue siempre un provocador, pero en este caso fue mucho mas allá uniendo a Jesucristo con la guerra de Vietnam, la lucha de clases sociales con el sistema político, la virgen María con la prostitución.

No soy vuestra super estrella dice en un momento concreto de su actuación, pero con el tiempo y especialmente con la resurrección de este espectáculo nos damos cuenta que Kinski fue un adelantado a su tiempo. Un orador que conseguía crispar con su mirada y sus rasgos faciales de ave rapaz a cualquier persona que tuviese el privilegio de poder disfrutar de sus palabras, sin importar su credo, raza o condición.

Ese don solo lo alcanzan las super estrellas. Y Kinski lo fue.

Anuncios
comentarios
  1. Mink Stole dice:

    aaaaayyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy
    aaaaayyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy
    aaaaayyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy

    (lo siento, no me salen las palabras, adoro demasiado a este hijoputa)

  2. Con Kinsi creo que nunca se sabrá (si es que hace falta) donde empezaba la persona y donde el personaja… si es que existía diferencia.

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s