Archivos de la categoría ‘Literatura’


William S. Burroughs es sin duda uno de los máximos exponentes de la historia de la literatura norteamericana. La calidad de sus obras es incuestionable y su estilo de vida podría definirse como insólita.

Me gustaría centrarme en un hecho que sin duda marcó su vida y obra que tuvo lugar en México, en el año 1948.

Para entonces William Burroughs estaba casado con Joan Vollmer y tenían dos hijos.

Ambos se habían conocido en Nueva York y vivían con Jack Kerouac y la novia de éste en un pequeño apartamento donde pasaban los días escribiendo, leyendo y consumiendo drogas.

Tras un delito por tráfico de marihuana, Burroughs y Joan huyen a México llevándose a sus dos hijos con ellos escapando de la justicia americana.

Una noche, en un bar de México, estando ambos muy borrachos y drogados (Joan era adicta a las anfetas y Burroughs a la heroína) emularon la historia de Guillermo Tell delante de unos amigos.

Burroughs era un gran amante de las armas de fuego, especialmente de los revólveres; Joan colocó un vaso sobre su cabeza y Burroughs disparó errando el tiro y matándola en el acto.

Fue detenido y juzgado, pero huyó del país gracias a la ayuda de sus padres.

Luego viajaría a otros países como Panamá, Colombia y su amada Tánger.

Su obra se volvió más fructífera desde entonces y citaba a su mujer con frecuencia en varios de sus libros. Aún así se enamoró muchas veces más, hombres en su gran mayoría, y fue adicto a las drogas hasta el fin de sus días.

Aunque se desvinculó de la generación beat, su nombre siempre estará relacionado con Kerouac o Ginsberg. Esos genios malditos que vivían al límite y disfrutaban de la vida en desiertas carreteras o en moteles baratos.

Agregar a meneame

Anuncios